Se termina el 2019, y el próximo año llega casi con prisa, dejándonos con la sensación de que este 2019 ha sido demasiado corto, de que todavía no estamos listos, de que nos faltan muchas cosas por hacer. Sin embargo, la realidad es que en Musical Impro nunca hemos dejado de hacerAunque el tiempo pase volando y se acumulen los proyectos, los ensayos y las ganas; llevamos más de 10 años girando, creando y creciendo de esa manera tan nuestra. Y el 2019 no ha sido menos.

 

 

Este año hemos seguido apostando por proyectos que nacen de la investigación, por laboratorios en los que, lejos de tener un guion rígido y un argumento estanco, nos dejamos llevar por lo que el grupo quiere contar. Así nació Síndrome Musical, que tras dos años en cartel ofreció en 2019 sus últimas funciones en el festival La Quinta del Sordo con lleno completo y gira por Madrid. Y le siguió Mundos Posibles, que investigando sobre el multiverso conquistó GATADANS 2018 y recibió una gran acogida del público (reflejada en las reseñas de Atrápalo).

 

          

 

El laboratorio de danza-teatro seguía creciendo y adaptándose a lo que vivimos como sociedad, como actores y como individuos. Por ello, en la edición de 2019, los bailarines e intérpretes del grupo sintieron la necesidad de hablar de la idea de éxito en esta sociedad del rendimiento. Y nació Loser, que fue seleccionada en SURGE Madrid 2019 con sold out en los cuatro días de función, y con la cual a día de hoy seguimos trabajando y evolucionando.

 

 

Pero en Musical Impro no sabemos estarnos quietos, y antes de que el 2020 empezara a meternos prisa, quisimos cerrar este año por todo lo alto, con dos nuevos proyectos:

En octubre presentamos Amate-Ur, el musical en la XXII MUESTRA LOCAL DE TEATRO de Alcobendas. Una aventura de 31 actores con improvisación, transición de todo tipo de emociones y un auténtico desafío a la cuarta pared. Resultó un gran estreno, con sold out de 200 butacas y una tremenda acogida. Mientras tanto, Raúl Beatmac y Sonia Franco, director y coreógrafa, trabajaban en la nueva producción de Musical Impro: El sonido de mi locura, obra en pleno proceso de creación en Madrid pero que ya tiene asegurados también varios pases en el extranjero. Una mezcla de danza-teatro y flamenco contemporáneo con foley en directo y una tecnología musical reactiva, nunca antes vista en escena.

 

              

 

 

Porque si hay algo que caracteriza al equipo de Musical Impro son las ganas de crear, de trabajar, de inspirarse y formar parte de todo proyecto que pueda enriquecernos. Así, la compañía produjo la segunda edición del Festival de Teatro en Corto de Carabanchel, se encuentra en el proyecto de una serie independiente junto a Carmela Lloret y Jesús Villegas; Beatmac ha participado en dos cortometrajes y una serie de Pinea Films y La Industria del Cine Films, así como en Servir y Proteger (de TVE)…

 

        

 

 

Ahora bien, en Musical Impro tenemos claro que todo aquello que aprendemos y crecemos como compañía podemos compartirlo e incluso mejorarlo como escuela. Seguimos llevando nuestros cursos intensivos por Granada, Víznar, Cartagena, Cuenca y Almería; impartiendo coaching de acting y escena para grupos de teatro y participando en las Jornadas Nacionales de Formación Escénica y PROEXDRA. Todo ello, mientras permanecemos al frente de nuestra sede en Madrid. Aquí, en nuestra casa, sumamos más de 300 alumnos en las clases regulares de actuación (con horario de mañana y tarde), los cursos de improvisación musical y el laboratorio de danza-teatro. Así que si el 2020 tiene prisa por llegar, que llegue. Que en Musical Impro seguiremos sumando años.

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Aquí tus palabras. :)